Serie monumentos. La Catedral de Burgos

Burgos, como cabecera de Castilla, será la primera ciudad que
erija su catedral seguida casi a la vez por Toledo. León se sumará
años más tarde.
Con claras reminiscencias francesas en su traza primitiva, retocada
en el siglo XV para dotarla de líneas más airosas que las originales,
la catedral burgalesa se alza como símbolo del poder que la
oligarquía feudal y eclesiástica detentó durante la Baja Edad Media
en Castilla. Financiada su construcción y posterior engrandecimiento
con fondos de la Corona y la Iglesia complementados con aportaciones
particulares nada desdeñables procedentes' de las familias
nobles, es la traducción pétrea de un arte que busca el efectismo
más que la espiritualidad en un mundo sumido en una crisis de
identidad muy profunda. >
Sus múltiples capillas y enterramientos así lo demuestran. De
ellos no parece trascender fervor sino afán de emulación, la misma
que siglos después se desviará al arte civil, cuando éste comience a
desligarse tímidamente del eclesiástico.
Por eso es recomendable un recorrido por la catedral de Burgos o
por cualquier otra de la misma época en Occidente: para reconocer
en ella un mundo que ya no es pero que con su influencia nos ha
hecho, en gran medida, herederos suyos.

Materia
Monumentos
Idioma
  • Castellano
EAN
9788436911879
ISBN
978-84-369-1187-9
Páginas
28
Edición
1
Fecha publicación
01-01-1985

Disponibilidad

El libro no está disponible en este momento