El Aziliense en las provincias de Asturias y Santander

Este trabajo es, en cierto modo, una obra de fortuna. Casi podría afirmar que era cuestión de fatalidad el que tuviese que entrar por este camino, mucho antes de que me fijase en él.
Cuando comencé en el año 1973 las excavaciones en la Cueva de Los Azules, apenas tenía unas nociones generales, librescas, de lo que representaba este período denominado Aziliense. Pero pronto comenzaron a cambiar las cosas. Una cantidad enorme de materiales de ese momento tan mal conocido, me obligaron a centrar mi atención en él. Pronto comenzó a interesarme profundamente.
Seis años de excavación fueron seis años de planteamiento constante de problemas que no siempre tenían fácil solución. Por ello también resultaban inquietantes. Y todo ello me condujo al planteamiento al que no puedo llamar final del significado de aquel mundo que surgía de la tierra: técnica, economía, espiritualidad, arte, profundamente enlazados con los espacios paleolíticos que, en el fondo, eran las inquietudes de mis comienzos.
¿Aquéllo era el fin de un mundo o el principio de otro? ¿O, quizás, las dos cosas a la vez?
Este es el planteamiento del problema, que es posible que no esté resuelto aún, ni lo sea en muchos años, pues la limitación temporal lleva a la limitación de las soluciones.

Colección
Monografías (Museo de Altamira)
Materia
Arqueología, Prehistoria
Idioma
  • Castellano
EAN
9788460020073
ISBN
978-84-600-2007-3
Páginas
216
Edición
1
Fecha publicación
01-01-1980
Número en la colección
2