E.a.e. nº 113 cerro de la encantada en granátula de calatrava

El yacimiento que hemos denominado L a Encantada, como se conoce al lugar
por los vecinos de la región, que se encuentra situado en el término municipal de
Granátula de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real, a unos tres kilómetros al
norte de la villa y a un kilómetro al este de la carretera que une este pueblo con
Almagro, frente al kilómetro 9.
El cerro donde se encuentra el yacimiento, a una altura de 795 m, tiene una
posición estratégica inigualable, dominando el valle del río Jabalón y los pasos
naturales de éste con la sierra de Alcaraz y los que comunican con Sierra Morena a
través del valle de L a Alcudia.
El terreno en que se asienta el yacimiento corresponde al siluriano, casi todo él
está compuesto exclusivamente por cuarcita; la roca se presenta como material
homogéneo y con una coloración que casi siempre oscila entre blanca y amarillenta,
sin faltar a veces el color rojizo e incluso el negruzco. Dicha roca aparece dispuesta
en capas o lechos que varían de potencia y es siempre de grano fino, de extraordinaria
dureza y prácticamente inalterable.
En las zonas bajas de las laderas del cerro y en el llano, aparecen grandes
acumulaciones de derrubios cuaternarios y aluviones de la misma edad, que sirven
de límite entre las manchas pontienses y el siluriano, frontera ésta que es perceptible
a kilómetro y medio antes de Granátula de Calatrava, donde el terreno pasa a ser
miocénico.
Estas masas de aluviones cubren las capas no miocénicas a veces, por lo que el
terreno está constituido por cantos de cuarcita, bastante rodados, revueltos con
tierras arcillosas o arenáceas, relativamente abundantes, que forman suelos arcillosos
y con cierta cantidad de humus que producen un buen resultado como terrenos de
labor que juntamente con las tierras llanas pontienses del valle del Jabalón han sido
hoy convertidas en grandes plantíos de olivo y de vid.
En las proximidades del yacimiento son abundantes las calizas margosas y de
escasa dureza y precisamente en los terrenos miocénicos.
En lo que al clima se refiere, en la zona, como prácticamente en toda la Mancha,
es de carácter mediterráneo continental típico, con inviernos muy fríos y abundantes
heladas, y veranos calurosos.
La vegetación en las áreas calizas es de «querción rotundifolia» y «quercio
fauginae», así como bosques de «quejigares» en los suelos silíceos.

Colección
Excavaciones Arqueológicas en España
Materia
<Genérica>
Idioma
  • Castellano
EAN
9789200081958
ISBN
978-92-0-008195-8
Páginas
180
Edición
1
Fecha publicación
01-01-1980